VIBRACIONES EN RAINBOW BRIDGE

En mi opinión todo el universo son vibraciones, las encuentro en las olas, en las arenas del desierto, en el agua de las cascadas….

Normalmente esas vibraciones llegan a nosotros a través de la vista, las vemos; pero a veces no las vemos tan sólo las sentimos. Una experiencia de este tipo me ocurrió en el Rainbow Bridge, el puente de dos kilómetros que une la isla de Odaiba con el centro de Tokio.

Cruzamos el puente a pie y más o menos a la mitad de recorrido paramos ver el espectáculo dela bahía de Tokio y el skyline de la ciudad. En aquel momento, a los centenares de coches que cuzaban el puente se juntaron dos trenes que pasaban por las vías centrales. Todo empezó a vibrar y nuestros cuerpos también, comenzando por las plantas de los pies y llegando al alma.

Enric Aulí M.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.