¿VALORES ETERNOS O CONTINGENTES?

Las personas tenemos unos valores que nos dicen lo que está bien y lo que está mal. Tomamos decisiones en función de esos valores y creemos que actuamos bien.

Reconocemos a las personas que tienen nuestros mismo valores , y las aceptamos como miembros de nuestro grupo. A los que no los tienen los vemos distantes, diferentes.

¿Esos valores son eternos o son contingentes?

Los valores se forman en la infancia; nos los inculcan los padres, la escuela, en algunos casos la religión… Aceptamos esos valores y el hecho de aceptarlos nos da seguridad. Tenemos tendencia a pensar que esos valores son la verdad y que como tales son eternos.

Quizás sí que algunos de nuestros valores son eternos, no lo puedo afirmar, ni negar. Pero la mayoría de los valores que hemos aceptado personalmente no son eternos; son contingentes, corresponden a una situación transitoria, la de nuestra sociedad en un momento determinado de la historia.

El tiempo pasa y esos valores contingentes cambian, pero no cambian para la mayoría de nosotros y ese choque entre nuestros valores contingentes (que creíamos eternos) y los nuevos valores contingentes de la sociedad cambiante, nos causa dolor, inadaptación y desconfianza.

Enric Aulí M.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.