PERCEPCIÓN PROFUNDA

jardin piedra seca koyasan

A veces delante de un paisaje que hemos visto mil veces, sentimos algo especial, percibimos algo que diríamos es menos material, es algo espiritual. Como diría William Blake : cuando se abren las puertas de la percepción todo aparece tal cual es, infinito.

No se trata de que haya cambiado algo externo, tampoco es que miremos con más detalle, no es una mirada profunda; no estás mirando, es una percepción

En ese momento percibimos energías, colores, olores, sabores… sin que pasen por nuetro cerebro. Hemos conectado ditectamente con la naturaleza, o ella ha conectado con nosotros.

De hecho surge precisamente cuando no lo buscas, cuando dejas de pensar en lo que ves, hueles, escuchas, hueles, en lo que siente tu piel… o en lo que dijo tal filósofo

Enric Aulí M.

2 comentarios

    • Teresa Begué en 2 marzo, 2020 a las 11:38
    • Responder

    Preciós i cert

    1. M’agrada que coincidim

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.