NUBES BAJAS SOBRE MANHATAN

En un viaje a Estados Unidos, perdí la conexión aérea que me había de llevar de Nueva York a Detroit, Eran las 2 de la madrugada y decidí alojarme en un hotel de Manhatan, cerca de la Estación Central. Las calles estaban desiertas , era un espectáculo inusual, rebosaba calma y parecía que el tiempo se había parado.

Me alojé en una habitación de un piso alto y desde la ventana veía un lecho de nubes bajas, que se desplazaban lentamente por las calles por debajo de mi habitación, era realmente bello y en vez de una metrópoli parecía un bosque. Pensé que esas nubes debían de hacer  ese mismo recorrido año tras año, desde antes  antes de la fundación de la ciudad y hoy me ofrecían una experiencia maravillosa

El tiempo se había parado en la ciudad que dicen que nunca para.

Enric Aulí M.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.