NAVIDAD Y PASO DEL TIEMPO

Con la frase «Navidad y paso del tiempo» no me refiero a un ejercicio nostálgico de como eran las Navidades cuando yo era un niño, ni sobre como han cambiado. Efectivamente han cambiado ¡faltaría más!, todo cambia.

deia

Lo que quiero decir es que he percibido que los días de Navidad pasan cada vez más rápidos. Antes para los días de este  tiempo haciamos  acciones que correspondían  a días específicos: loteria, cena en casa de unos abuelos, comida en casa , canalones con las sobras, visitas a paradas callejeras, compra de figuras del pesebre, bromas del día de los inocentes,  fiesta de fin de año, regalos del día de Reyes… Cada uno de estos actos llenaba todo su día. Actualmente la mayoría de esas cosas las continuamos celebrando pero de manera apresurada dentro de la apretada agenda de cada día: trabajo, excursión, viaje, compras, deporte,…

Al tener la agenda tan llena, los actos digamos tradicionales, quedan diluidos entre otros muchas acciones del mismo día, por lo que pasan muy rápidos, mejor dicho apresurados. Les dedicamos poco tiempo y por ello no son digeridos por nuestra alma.

Por eso el tiempo pasa tan rápido y como diría Shakespeare (y también Aldous Huxley) :  Time must have a Stop

Enric Aulí M.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.