LEDs y TUMBAS MILENARIAS

planoles nevat

Hace poco visité la Seu de Terrassa, una antigua sede episcopal del siglo V, que ha llegado hasta nuestros días, aunque sin obispo. Originariamente fue un poblado ibérico, al abrigo de su situación privilegiada sobre una roca al lado del río. Posteriormente se transformó en un domus romano y finalmente en un centro de culto católico.

El conjunto  alberga numerosas obras de arte; destacan unas pinturas murales románicas y dos retablos góticos de gran tamaño y belleza. Nos preguntamos por la presencia de energías telúricas  positivas y efectivamente encontramos las usuales en las iglesias de la época, especialmente las que atraviesan las puertas principales de acceso.

Sin embargo, lo más impresionante es la presencia de decenas de tumbas humanas en el suelo de recinto, entre los diferentes edificios. Cada una tenía una pequeña luz LED que configuraba un espectáculo realmente impresionante. El conjunto me trasmitió la sensación de que todas esas almas me saludaban, fue emotivo.

Enric Aulí M.

3 comentarios

    • Xavier en 31 diciembre, 2018 a las 19:52
    • Responder

    Bella manera d’acabar l’any. Gràcies

  1. No cal anar massa lluny per trobar llocs de pau.
    Salut i bon any!

    1. Totalment d’acord

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.