LA FIESTA DE LA LUZ

El 21 de febrero de 1345 según consta en el archivo municipal de Manresa , población cercana a Barcelona, se observó que tras la salida del sol, una gran luz descendió de Montserrat (la montaña sagrada de los catalanes) y entró en la iglesia del Carmen de la ciudad; permaneció sobre el cimborio  y se dividió en tres esferas luminosas. Todo el pueblo lo vió y desde entonces Manresa celebra cada año la «Festa de la LLum», y muchas de sus mujeres ostentan el nombre de Llum (Luz).

La montaña de Montserrat es un lugar mágico, lleno de energías. Se venera una virgen negra románica y es un gran centro de naturtaleza, espiritual y artístico.

Enric Aulí M.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.