IDEALES

«Donde vosotros véis ideales, yo sólo veo cosas humanas, demasiado humanas».

Esta afirmación de Nietzsche en Humanos, demasiado humanos siempre me ha hecho pensar en como nos manipulan y en como nos automanipulamos.

Nuestra cultura nos hace creer que por seguir ideales humanos (ya sean sociales o individuales) ya se alcanza una cierta espiritualidad, e incluso la trascendencia tras la muerte. Se trata del morir por un ideal. Hay muchos ejemplos, piensen en alguno de los que hayan tenido cercanos.

Esto no quiere decir que tener y seguir ideales no sea bueno. Será bueno o malo según el ideal. Pero lo importante es que no se trata de algo  espiritual sino de que está limitado a ser humano, demasiado humano.

Enric Aulí M.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.