ÍBEROS EN LA LLANURA

els vilars

En los extensos campos llanos del interior de Lleida encontramos el poblado ibérico de Els Vilars , el mejor conservado de toda la península. Los campos de cultivo que actualmente lo rodean fueron en el pasado un frondoso bosque que prácticamente ocultaba el emplazamiento.

El pueblo estuvo habitado cerca de mil años y sobrevivió a la ocupación romana. Tiene lienzos de muralla, pozo central, viviendas, foso y campos frisos (plagados de piedras puntiagudas que impedían el acceso fácil de potenciales atacantes). El lugar es un compendio de historia; de hecho habíamos acudido a él por ese motivo.

els vilars arbeca

Pero lo que más nos sorprendió fue que en plena zona de secano, la fortificación estuviese rodeada de juncos y que el suelo presentase gran cantidad de musgo. La razón de esta presencia es la misma que llevó a los íberos a establecerse allí: el acuífero (agua subterránea) está a pocos metros de profundidad. Esto garantizaba el aprovisionamiento de tan preciado bien. Pero también confería, y confiere, una enorme fuerza telúrica al lugar. Según la guía del recinto, cuando el llano se llena de niebla (cosa que ocurre frecuentemente) el poblado permanece libre de niebla; asimismo destacó que en dos puntos del recinto las varillas de radiestesista giran con gran energía.

En esta ocasión no pudimos comprobar estos hechos pero seguro que volveremos a Els Vilars para verificarlo. Y lo haremos en un día de espesa niebla. Ya les comentaremos.

Enric Aulí M.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.