GRULLAS DE HIROSHIMA

hiroshima

Cuando visitamos Hiroshima nuestro espíritu fue sacudido por lá visión de los restos del edificio sobre el que explotó la primera bomba atómica. También por el testimonio de una persona que estaba en el vientre de sumadre el dia de la explosión; actualmente explica  gratuitamente a los visitantes que quieran oirle, lo que pasó aquel día, enseñando además un album con fotos de la época.

hiroshima

Todo triste y deprimente pero también hubo algo esperanzador. Encontramos varios grupos con cientos de escolares que delante de un monumento a la paz cantaban y hacían ofrenda de grullas de papel, grullas  que pasaban a engrosar las filas de miles y miles que se guardan dentro del recinto. Se trata de un acto simbólico en memoria de Sadako Sasaki, una niña de corta edad que no murió en el bombardeo. Sasako obrevivió unos diez años, aunque al final falleció a causa de la leucemia originada por la radiación. Mientras convalecía, cada día hacia grullas de papel creyendo que si conseguía llegar a las mil, el espíritu de esta ave la salvaría; realizó cerca de setecientas grullas y murió. Los escolares le llevan   las grullas que no pudo llegar a realizar y cantan en su honor. Es algo precioso

Enric Aulí M.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.