FANTASMA NOCTURNO EN GEORGIA

Savannah és la capital del estado de Georgia, pero también es el puerto desde el que se exportaba el algodón de los estados del Sur estadounidense hacia las fábricas de Catalunya (donde fabricaban las «indianas»).

Me alojé en un hotel en el mismo puerto, a escasos quince metros del agua. Las paredes del hotel eran de piedra y por la noche se iluminaban con un par de lámparas de gas adosadas al muro. El juego de luces y sombras era espectacular… y cálido.

Me fui a dormir, bastante cansado. La habitación era batante lujosa y llena de detalles, al estilo de Lo que el  viento se llevó (pensé que por algo estaba estaba en pleno Sur).

En mi sueño se mezclaban toda suerte de imágenes y pensamientos. De repente oí música de piano, aún era noche oscura y no sé si me desperté o no. En ese estado  me incorporé en la cama y vi en la esquina que daba a la ventana del puerto, un piano, dos hombres con el uniforme de oficiales sudistas, y una bella dama con vestido largo, y el cabello recogido, que tocaba el piano.

El sentido de estar teniendo una alucinación hizo que me despertase; me di cuenta de que en la habitación no había nadie; pero la música del piano coontinuaba sonando Me di cuenta entonces que eran la cinco de la madrugadda y que lo que ocurría era que el huésped anterior de la habitación había conectado la alarma a aquella hora, y yo no la había desconecatdo. No me enfadé con él; al contrario, le di las gracias por la experiencia que me había proporcionado.

Enric Aulí M.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.