«

»

Oct 03 2016

NATURALEZA Y RECUERDO

lago puigcerdà

lago puigcerdà

Muchas de las emociones y sentimientos de la vida de una persona quedan íntimamente asociados a aquellos lugares de la naturaleza en que se produjeron. Muchos vuelven a un determinado lugar, buscando volver a encontrar aquella emoción que allí sintieron y que marcó su vida. Al leer esto, a muchos de ustedes les vendrá a la memoria algún lugar, algún recuerdo, en concreto. Ahora pasa por mi cabeza una Navidad en la playa de Porto Cristo (Mallorca) ¿Vale la pena volver a esos sitios? Muchas veces la nueva visita decepciona, pero yo creo que sí que vale la pena volver; ese lugar revisitado (gracias Dylan) nos acerca a la Verdad

 

Creo que, a pesar de todo, vale la pena volver a aquellos sitios en los que una vez se fue especialmente feliz. Seguramente no se revivirá más que ligeramente  aquel sentimiento pasado; la melancolía es una droga fuerte pero de efectos poco duraderos. Pero esa visita puede ejercer el efecto de una regresión que permita separar lo accesorio (el lugar) del hecho emocional que allí se produjo. Revisar ese hecho al cabo del tiempo permite verlo de una manera diferente a la que había quedado anclada en la mente. Eso acerca a la Verdad y da una nueva visión a la vida actual.

terrassa son terrassa

terrassa son terrassa

vela de Pío Baroja, creo que Shanti Andía, vuelve buscando un recuerdo, a las playas del País Vasco (pongamos lo hace en 1925) unas playas en que había vivido treinta años antes. Se lleva una gran desilusión porque esas playas han cambiado totalmente, ya no son las de su niñez. Cuando leí esto pensé en un niño que hubiese sido especialmente feliz en esas playas en 1980 y volviese ahora buscando aquellas emociones pasadas; no les encontrará en la playa pero si hurga en su alma, allí estarán, y quizás le aportarán una nueva visión sobre que fue lo que realmente provocó su sentimiento

Enric Aulí M.

3 comentarios

  1. gemma

    es verdad

  2. Ruth

    Es completamente hermoso tener recuerdos de lugares en los que tuvimos en el pasado vivencias gratas.Y muchas veces se tiene ese deseo de poder tener la oportunidad de recrear aquellos buenos momentos felices.
    Pero para unos se da y otras personas no lo pueden.
    Esos gratos momentos con la naturaleza dan una gran energía.
    Pero también como dice usted:
    Hay cambios en aquellos lugares, como los tenemos nosotros. Pero siempre esa sensación gratificante permanecerá.

    1. Enric Auli

      Siempre hay una interacción entre el lugar y nosotros. Por eso creo que vale la pena volver a los lugares en que fuimos felices (si es posible) pero siendo consciente que podemos tener una nueva interrelación, que entroncará con la anterior, pero no será tan sólo un recuerdo.
      saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *