«

»

Dic 19 2016

NATURALEZA Y CONOCIMIENTO

flores patagónicas en Ushuaia

flores patagónicas en Ushuaia

Habría bastado a muchos filósofos que discutían sobre la naturaleza, haberla mirado para disipar su ignorancia (Aristóteles)

En una sola frase dos grandes ideas. La primera es que para conocer las cosas es mejor mirarlas que  pensar como son. La segunda es que la naturaleza tiene las mismas leyes o patrones que los humanos (esto es también de Kant) por lo que contemplándola podemos comprender todo aquello que dentro de nuestras limitaciones  somos capaces de comprender.

Mirar la naturaleza para disipar la ignorancia. De acuerdo, ¿pero qué es mirar la naturaleza? Para mí es dejar que ella te hable, que conecte contigo. Pero es preciso estar en posición órfica (contemplativa) y en soledad.salida sol planoles

Es frecuente pensar que para contemplar la naturaleza  es preciso estar en medio de un paisaje virginal, salvaje, bucólico. Pero la naturaleza está en todas partes, incluso en el centro de las ciudades, en un estadio abarrotado de gente, en un nudo de autopistas…Yo llegué a encontrarla rodeado de rascacielos en pleno downton de Denver RASCANDO EL CIELO EN DENVER, o en una sencilla flor creciendo entre el adoquinado de la ciudad medieval de Cordes, o en la selva patagónica  LA PATAGONIA EN FALDA ESCOCESA. La naturaleza está siempre ahí; por debajo y por encima de las obras humanas.

Cuando hablo de soledad no quiero decir estar literalmente solo, sin nadie alrededor. Soledad significa estar emocionalmente aislado, sin ejercer actividades que distraigan.

¿Por qué dejan que la naturaleza conecte con ustedes ahora mismo? Aíslense y dejen que lo que les rodea en este momento les hable. No pregunten, simplemente escuchen.

Enric Aulí M.

 

2 comentarios

  1. Xavier

    “Mi mirar es nítido como un girasol
    Tengo la costumbre de andar por los caminos
    Mirando a derecha y a izquierda,
    Y de vez en cuando para atrás….

    Y lo que veo a cada momento
    Es aquello que nunca antes había visto,
    Y me doy cuenta muy bien…
    Sé tener el pasmo esencial
    Que tiene un niño, si, al nacer,
    Repara de veras en su nacimiento…
    Me siento nacido a cada momento
    Para la eterna novedad del mundo…

    Creo en el mundo como en una margarita,
    Porque lo veo. Pero no pienso en él
    Porque pensar es no comprender…
    El mundo no se hizo para que lo pensáramos
    (Pensar es estar enfermo de los ojos)
    Sino para mirarnos en él y estar de acuerdo…

    No tengo filosofía: tengo sentidos…
    Si hablo de la Naturaleza no es porque sepa lo que ella es,
    Si no porque la amo, y la amo por eso,
    Porque quien ama nunca sabe lo que ama.

    Amar es la inocencia eterna,
    Y la única inocencia es no pensar…”

    Alberto Caeiro (Fernando Pessoa), El guarda de rebaños

    1. Enric Auli

      Realmente bello…Y verdadero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *