«

»

Oct 24 2016

NATURALEZA, BELLEZA, VIDA

taraxacum dens leonis

taraxacum dens leonis

Muchos filósofos consideran que la naturaleza crea arte y que los humanos, como parte de ella también creamos arte. Personalmente me gusta mucho Goethe y su teoría de que la belleza es la expresión de las leyes internas de la naturaleza. También es de destacar la arquitectura mimética de Gaudí basada en las formas de los seres vivos. Hace un par de días, una planta muy abundante en nuestros prados, el diente de león (pixallits) (Taraxacum densleonis) nos mostró la gran relación entre naturaleza, belleza y vida.

Muchos días salimos a pasear por los prados que rodean can Gasparó; el color de la hierba y de las flores nos indica en que época del año estamos, es un auténtico calendario natural. A principios de otoño se produce una segunda floración del diente de león, los prados se cubren del color amarillo de sus flores; tras la floración aparece el fruto. Hace un par de días encontramos uno especialmente bello, el de la imagen adjunta. El tallo erguido, el globo blanquecino, perfecto. cielo rojizoLa luz del sol le llegaba lateralmente con lo que la parte central de ese globo destacaba como una almendra sólida y oscura. Sobre ese centro geométrico aparecía una corona de pequeñas semillas que refulgían como el oro. El resto de esa perfecta esfera era una compleja pero perfecta y simétrica retícula de tres dimensiones.

Una auténtica esfera luminosa de belleza efímera; el viento pronto desharía esa figura, arrastrando sus semillas voladoras, que algunos llaman ángeles, a nuevos lugares en los que se reproducirán y seguirán con el flujo de la vida. Naturaleza, Belleza, Vida

Enric Aulí M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *