«

»

Abr 24 2017

MENHIRES Y CEMENTERIOS

 

carnac-2En algunos lugares, existe una cierta sinergia entre menhires y cementerios. La conjunción de ambos elementos crea una atmósfera energética especial. El ejemplo más claro es el de Carnac en la costa atlántica francesa.

Los cementerios o camposantos son lugares en los que se respira un halo de tranquilidad de sosiego, de “reposo eterno”, de energías espirituales… Me gustan los cementerios  y he visitado muchos: Arlington, el de la batalla de Normandía, el de la Recoleta en Buenos Aires… En junio visitaré Sleepy Hollow (cerca de Boston) donde están enterrados la mayoría de mis amigos los transcendentalistas norteamericanos.

En todos ellos se palpa ese ambiente de paz, de tranquilidad, de una eternidad que espera y que al mismo tiempo está ahí.  Ese atmósfera se consigue con el silencio, las flores, las obras de arte de las tumbas, pero también con la impronta psíquica de los rituales funerarios que en ellos celebramos.avrebury3

Pero hay  casos especiales en que esa atmósfera se consigue a través de las energías telúricas armonizadas por la acción humana. Un ejemplo espectacular es el de Carnac en Francia. Hay en él miles de menhires  que son los auténticos responsables de ese equlibrio energético. No hay en Carnac tumbas visibles con obras de arte, hay prados en vez de flores, incluso se encuentran animales pastando. La atmósfera  de tranquilidad la proporcionan  los menhires. Cada menhir genera a su alrededor siete círculos concéntricos de energía fácilmente identificables con las varillas de radiestesista. Los círculos de energía de los diferentes menhires van estableciendo una red de conexiones entre si. El resultado es un terreno  perfectamente armonizado, en reposo, en eterno reposo. El lugar perfecto para un cementerio.

Enric Aulí M.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *