«

»

Ago 21 2017

MARIPOSAS EN EL ASFALTO

Cada día paseamos por la carretera que va de Planoles a Nevà en el Pirineo de Girona. El paisaje que nos acompaña es extraordinario: árboles, prados de colores cambiantes según época del año (ahora son amarillos) un río de aguas transparentes que brillan centelleantes  al sol… Sin embargo esa carretera también tiene algún toque de tristeza, especialmente a causa de las mariposas..

En nuestro pasear encontramos sobre el asfalto del camino, gran cantidad de pequeños animales muertos, aplastados por las ruedas de los coches, quedan y permanecen  pegados al pavimento. Hay lagartijas de varios colores, salamandras, ranas, sapos, alguna pequeña víbora, ratones, incluso una ardilla… Pero lo más triste son las mariposas; las hay de todos los colores, vuelan alegremente; cada especie parece tener una afinidad electiva por determinadas flores. Todo es belleza y alegría pero el drama viene cuando se posan sobre el asfalto reblandecido por el sol; quedan atrapadas en él y no pueden remontar el vuelo. A veces me planteó si debería matarlas para que no sufran. Recuerdo un pasaje de Hemingway en ¿Por quién doblan las campanas? en que un oficial  mata con su revólver a un soldado agonizante. El gran Hemingway escribió que esa acción no era un acto de crueldad sino de piedad.

Enric Aulí M.

2 comentarios

  1. gemma

    la veritat es que fan molta peneta

  2. Noemi Pera

    Aixx… doncs si que fan llàstima, si.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *