«

»

Feb 08 2016

LA PATAGONIA EN FALDA ESCOCESA

glaciar upsala

glaciar upsala

Las personas humanas y la naturaleza en que habitan, interaccionan hasta que llegan a formar un conjunto con características propias. A ese conjunto le llamamos cultura autóctona, y acostumbra a ser uno de los rasgos que definen lo que conocemos como nación.

Cuando una persona emigra a otro entorno, tiene la tendencia a buscar una naturaleza similar a la de su lugar de origen, la que forma parte de su cultura. Hemos visto un ejemplo reciente en la Región de los lagos argentinos, cerca de Bariloche, adonde emigraron muchos alemanes y suizos procedentes de zonas con valles y lagos similares a los de esta zona de Patagonia.

Cuando se emigra a un lugar muy diferente del de origen, comienza el proceso de una nueva interacción entre la persona inmigrante y la naturaleza autóctona. El emigrante tiene tendencia a transformar el lugar (al menos su entorno más próximo) para que se asemeje al de origen. Pero al mismo tiempo la naturaleza del nuevo lugar comienza a transformar al emigrante. Se establece así una nueva fusión que suele ser muy enriquecedora. Un ejemplo lo hemos vivido en la Estancia Cristina, junto al glaciar Upsala en la Patagonia argentina.

Gemma en jardin estancia Cristina

Gemma en jardin estancia Cristina

Estancia Cristina tiene una superficie de 120 kilómetros cuadrados, junto al glaciar Upsala, el de mayor tamaño del Campo de hielo sur de la Patagonia. A principios del siglo XX el gobierno de Argentina cedió grandes fincas en estas tierras de frontera, a quien las cultivara, con el fin de ir consolidando su soberanía sobre el territorio.  Familias procedentes de todos los rincones del mundo aceptaron esta oferta y este reto.

jardin estancia cristina

jardin estancia cristina

Una familia británica, de raíces escocesas, consiguió la cesión de esta finca y-siguiendo sui impulso cultural- la  intentó transformar en algo que se pareciese a su lugar de origen. Se dedicó a la cría de ovejas,  llegando a tener doce mil ejemplares dedicados a la producción de lana. Pero las ovejas ni eran oriundas del país ni era fácil que se adaptaran a él. Los animales esquilmaron el terreno, ya que la vegetación de la zona es mucho más pobre que la de Gran Bretaña. Los nuevos granjeros, para aumentar la superficie dedicada a pastos, quemaron bosques de un valioso árbol autóctono, el lenga. Los troncos aún no degradados, a causa de las bajas temperaturas de la zona, permanecen en los prados después de setenta y cinco años del incendio provocado. Personalmente la presencia de estos viejos troncos conservados, junto a la de fósiles de miles de años de antigüedad, que se hallan en las rocas del entorno, me hizo pensar en la relatividad del tiempo y en la forma en que los recuerdos de todo tipo se superponen unos a otros.

Enric en Estancia Cristina

Enric en Estancia Cristina

Hoy día la cría de ovejas está totalmente prohibida en la zona, la estancia ha pasado a manos del estado y forma parte de un parque nacional. El paisaje muy lentamente comienza a recuperar su aspecto original. Queda sin embargo un rincón en el que aún se aprecia claramente el esfuerzo adaptador de la familia británica. Al lado de la casa existe aún un jardín inglés, protegido de los vientos por tres hileras de chopos, salpicado de perales, manzanos y ciruelos, y con parterres de flores procedentes de semillas británicas. Otro lugar en que se aprecia esta adaptación es la biblioteca en la que sólo hallamos libros en lengua inglesa, a pesar de que las nuevas generaciones de la familia ya habían crecido en la estancia argentina.

La interacción entre la persona y el lugar en que vive es un proceso continuo, que a veces toma mucho tiempo pero que es enriquecedor Hay que aceptarlo y promoverlo para conseguir mestizajes y formación de nuevas culturas. Estancia Cristina nos hizo reflexionar sobre este tema y sobre nuestra propia interacción con la naturaleza en la que está inmersa nuestra casa de can Gasparó, en la cordillera de los Pirineos.

Enric Aulí

2 comentarios

  1. gemma

    Aquest no l.havia llegit, es molt maco, que be t,expliques

    I jo hi vaig ser jejeje

  2. Oscar

    Bellísima perspectiva a la hora de contar el diálogo entre cultura y naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *