«

»

Jun 05 2017

DE ESCULAPIO A QUIMPERLÉ

En el templo de Esculapio, en la Grecia clásica, se trataba a los enfermos mentales utilizando las energías telúricas, las que quimperlesurgen de la Tierra. Esta terapia se ha usado en tiempos pasados en muchos otros lugares. Uno de ellos es Quimperlé en la Bretaña francesa.

Los sacerdotes del Templo de Esculapio en la Grecia clásica trataban a enfermos mentales usando una curiosa técnica. Primero carnac-2los tenían viviendo con ellos durante un cierto tiempo, sometidos a una dieta alimentaria “limpiadora” para así preparar su cuerpo. Al mismo tiempo le impartían enseñanzas, para preparar su mente. Finalmente, cuando consideraban que ya estaban preparados, los desnudaban, los acostaban sobre una piel de cordero (que el mismo paciente había sacrificado) situada en un punto especialmente energético del templo y les hacían pasar allí la noche. La tradición dice que se producían curaciones entre los enfermos.

Un caso similar es el de Quimperlé en la Bretaña francesa. La iglesia de la población es de un tamaño actualmente desproporcionado, lo que se debe a que en tiempos pasados esta localidad fue la sede de un obispado muy poderoso. Está situada en un emplazamiento con abundantes corrientes subterráneas de agua que han forzado a diversas reformas para evitar el derrumbamiento del edificio. En su cripta hay como mínimo dos puntos especialmente energéticos. En uno de ellos, el que se ve en la imagen, es preciso pasar por debajo de un pequeño túnel para ser atravesado por las energías telúricas positivas. El otro es una columna a la que ataban a los enfermos mentales durante toda una noche para que las energías naturales les sanasen.

Que poco sabemos del intercambio de energía entre el cuerpo humano y las diversas energías naturales sutiles que nos rodean.

Enric Aulí M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *